¿Qué sucede si tomamos conciencia?: ¿Qué sucede si tomamos conciencia? ¿Que estás dispuesto a arriesgar para encontrarte a ti mismo? ¿Qué esperas para experimentarlo?

¿Qué sucede si tomamos conciencia?

Solemos tener una vaga idea acerca de qué es la conciencia pero nos cuesta comprender qué es lo que sucede cuando logramos desarrollarla, cuando se vuelve parte esencial de nuestra naturaleza humana.

La gran mayoría de los líderes religiosos del mundo relacionan la toma de conciencia con un profundo y ligero despertar, es decir, que la inmensa mayoría de los seres humanos aunque literalmente estemos despiertos (con los ojos abiertos) no somos capaces de tomar conciencia de nosotros mismos ni de nuestra esencia.

Aunque parezca un absurdo, en nuestra vida cotidiana nos vemos envueltos de superficialidad y materialismo en exceso, olvidándonos con el tiempo de quienes somos realmente. Como decía Gurdjieff “constantemente estés donde estés, recuérdate a ti mismo”. Hagas lo que hagas, por dentro debes seguir haciendo una misma cosa constantemente: sé consciente de ti mismo.

¿Cómo logramos tomar conciencia?

Debes desarrollar poder de visualización de tu centro energético. Tu centro de equilibrio, donde tu esencia se encuentra a salvo de toda influencia externa que pueda desestabilizarte. Entonces si estas andando, debes ser consciente de que estás caminando, cuando sientes enojo sé absolutamente consciente de tu estado de irritación, en ese mismo instante en que aparece la ira, el rencor, el odio, el amor, la felicidad debes ser consciente de quién eres mientras lo estás experimentando.

Una muy buena manera de lograrlo es a través de la meditación, aunque no es la única. Cada persona tiene una manera propia de conectarse con su centro energético, sea haciendo deporte, leyendo, escuchando música, etc.

¿Qué sucede si tomamos conciencia?

Lo que sucede si tomamos conciencia es que despertamos a una realidad mayor que a menudo negamos por el simple hecho de no poder comprenderla o a veces ni siquiera reconocerla. Pero si logras tomar conciencia encontrarás tu centro, tu luz interior. Cuando te mueves hacia la inconsciencia te mueves a la periferia, pero cuando te centras te hallas en tu centro.

Estar centrado te devolverá la energía. Y esa energía es el fuego sagrado de la vida. No puedes permitirte excepciones, no debes dejar nada en tu interior sin tocar. Todo deberá ser sacrificado a la conciencia. Sólo entonces descubrirás tu llama interior.

Cuanto más consciente eres mas te recuerdas a ti mismo, actúas con mas cautela, te encuentras más alerta, las heridas que te afligen comienzan a desaparecer. Comenzarás a sentir mayor control sobre tus reacciones negativas y disminuirás tus sentimientos posesivos.

Lograrás afianzar tu salud y tu integridad. Los actos mundanos que te aquejan te parecerán irrelevantes y el pasado de repente se volverá historia.

De pronto verás que todo lo que es erróneo para tu vida comienza a desvanecerse y todo lo que es correcto empieza a suceder.

Tanto individualmente como sociedad, la cuestión primordial es decidir si preferimos estar dormidos o despiertos, conscientes o inconscientes.

Si te interesa conocer más acerca de cómo experimentar una mayor conciencia ingresa AQUÍ.

Dejá una respuesta