Que sucede si no desayunas: Si te da curiosidad sabe que sucede si no desayunas. Te explicamos que es lo que pasa si no desayunas y lo que deberías hacer.

Que sucede si no desayunas

Aquí responderemos a tu inquietud: ¿Qué sucede si no desayunas?. El desayuno es una de las comidas más importantes del día. No deberías olvidar el desayuno o tomar simplemente un té, café, mate y listo.

Lo que pasa si no desayunas es que tu cuerpo usó energía mientras dormías para diversas funciones de “reparación”. Si evitas el desayuno es probable que pases 8, 10 o hasta 16 horas sin alimentarte. En este caso el cerebro inicia un proceso de ahorro de energía. Es como una alarma general del cuerpo que hace más lento el metabolismo.

En este estado el cerebro “no sabe” cuándo va a recibir más comida, así que ahorra sus recursos. Eso quiere decir que cuando comas, va a tender a acumular más grasas, por las dudas si las necesita en caso de otro ayuno y para reponer las reservas que gastó. Como consecuencia, las personas que no desayunan tienen mayor tendencia a padecer obesidad, diabetes tipo II, acidez, colesterol alto e infartos. Incluso en adolescentes, saltarse el desayuno favorece la aparición de obesidad abdominal, hipertensión, altos niveles de glucosa en sangre y un perfil de colesterol desfavorable.

Dentro de este ahorro de energía también entra el cerebro. Si no desayunas te sentirás más cansad@ y serás menos eficiente en cualquier actividad intelectual que debas realizar. Genera más irritabilidad y menos capacidad de concentración.

¿Qué conviene hacer?

Obviamente conviene desayunar. El desayuno debe aportar entre un 15 y 25% del total de calorías necesarias para tu día (aprox. 300 Kcal para una persona promedio). El desayuna tiene que aportar todos los tipos de nutrientes: cabohidratos, poteínas y lípidos (grasas), además de vitaminas y minerales. Por eso conviene que sea variado: incluye cereales, pan, frutas o jugos de frutas como fuentes de carbohidratos. Nueces, almendras, maní, lácteos, huevo, carne, como fuente de proteínas y lípidos.

Si te levantas sin tiempo para preparar el desayuno, deja lo que puedas ya preparado de la noche anterior. Si no tienes hambre, cena cada vez menos la noche anterior.importancia del desayuno

Dejá una respuesta